jueves, 28 de noviembre de 2013

Todos, no somos iguales ante la ley.

Estoy hasta las narices de las prebendas que disfrutan algunos, como es en el caso de la justicia -por no nombrar otros-, y que hacen totalmente inválida esa frase constitucional (Artículo 14, Título I), de que todos los españoles somos iguales ante la Ley. Por cierto, también invocada en fechas no muy lejanas por la máxima autoridad del Estado.

jueves, 25 de julio de 2013

Tragedia en el día del Apóstol Santiago

Foto Fuente: La Voz de Galicia.
La celebración del Día Nacional de Galicia queda ensombrecida por el accidente ferroviario ocurrido en la tarde de ayer en el que se siguen contabilizando más muertos.

El tren Alvia, Madrid-Ferrol, se encontraba a escasos kilómetros de la estación de Santiago de Compostela después de más de seis horas de trayecto. Más de 240 personas ocupaban sus vagones, entre pasajeros y tripulación, cuando en una maldita curva, y al parecer por un exceso de velocidad (extremo este escrito con toda la prudencia del mundo), se ha producido un descarrilamiento que arroja un terrible balance de víctimas. A la hora de escribir estás líneas, oficialmente, los muertos ascienden ya a 78 a los que habría que añadir -esperemos que no- el de muchos heridos graves y en situación crítica.

lunes, 19 de marzo de 2012

¡Felicidades, CIUDADANOS!

Aún cuando tiempo hacía que no trasladaba mis sentimientos a este blog, hoy no podía fallar. Antes que nada, comenzaré por la consabida, tradicional y comercial felicitación para todos los papás que se completará y extenderá a todos los José. Como está feo que yo me felicite a mí mismo, deciros que yo me quedo al margen.

Realmente el sentido del artículo no es otro que ensalzar lo que, a efectos legales, se nos otorgó hace hoy dos siglos. La consabida Constitución de 1.812, la popularmente denominada “la Pepa” y de la que hoy concelebramos el segundo centenario, otorgaba en uno de sus artículos un cambio sustancial en la denominación de quienes amparaba. Los hasta ese momento considerados siervos del rey pasaban a tener la consideración de ciudadanos, regulándose múltiples derechos hasta ese momento irreconocibles. Si cabe, el de más importancia, era el derecho político para ejercitar e intervenir en el gobierno del País, relegando a la monarquía a una figura institucional y separando, de forma clara, los poderes fundamentales del Estado.

viernes, 17 de febrero de 2012

El respeto

Hacía bastante tiempo que no me sentía como un "urbanita". Ha sido hoy, aunque podría haber ocurrido cualquier otro día, saboreando tranquilamente un café en un bar de esos denominados de pueblo. Por suerte, todavía se conservan lo que yo denomino esencias de nuestra cultura; raíces tan profundas como nuestra propia vida.

 La ciudad aglutina a muchos individuos, cada uno con sus usos y costumbres pero difícilmente armonizados. La individualidad, la competitividad, el anarquismo del yo -que es lo mismo que decir egoísmo-, supera con creces a la espontaneidad, a las reglas socialmente marcadas o a los usos y costumbres, esta vez no los individuales sino los generalmente aceptados por todos. Los tiempos cambian, es verdad, pero no tanto como explica la frase de esa celebre zarzuela, de cuyo nombre ahora no me acuerdo. Lo que es seguro es que somos nosotros los que cambiamos.... una barbaridad.

El bar estaba siendo usado por muchos parroquianos. Algunos acompañaban un café similar al mío con una copita de licor, a otros les sobraba el café. La puerta del bar, como es lógico, se encontraba abierta. De hecho estaban abiertas las dos con las que contaba el establecimiento, una de ellas en su lateral, y esa era la razón por la que una ligera corriente circulaba por su interior. En un determinado momento observé como uno de los parroquianos se apresuró a cerrar la de la entrada principal. En un gesto urbanita, alcé mi dedo pulgar a la vez que le decía: "Se nota la corriente, ehhh". Su mirada hacia mí, sin ser desagradable no me resultó del todo complaciente. En breves segundos, por una parte de una de las ventanas del bar que se encontraba abierta, vimos pasar un cortejo fúnebre. No fué hasta que todos los miembros del mismo sobrepasaron los límites del establecimiento cuando, el mismo parroquiano que antes, procedió a abrir las puertas de par en par. Se acercó a mí y, ofreciéndoe la mano en señal de saludo, me dijo: "Es.... por respeto".

Me acababan de dar un repaso, sin palabras, a la lección que muchos de los "urbanitas" hemos olvidado. En los pueblos se encuentran nuestras raíces, nuestros usos y costumbres, el inicio de nuestra vida. A pesar de tener que estar aprendiendo todos los días, espero que en el futuro no cometa errores tan estúpidos como el de esta mañana.

Salud, ciudadanos viajeros. Por cierto, me encuentro más activo en mi blog de viajes: Parada y Fonda de un viajero. Por favor, pasaros por allí, enlazarlo y hacerlos seguidores.

sábado, 27 de agosto de 2011

Carta de despedida.

Desde la última remodelación, finalizada poco antes de las elecciones municipales, el parque contaba con el mismo número de árboles que antes, si bien los bancos se habían reubicado adecuadamente para poder guarecerse del astro rey. Aún así, Jenaro, prefería solazarse en el más cercano al estanque; elegido éste por su mayor frescor ambiental y por su menor distancia a la fuente que, de forma continua, dispersaba el chorro de agua ligeramente más allá de los límites del estanque. Pocos minutos después del mediodía, como si de un ritual se tratase, había terminado la somera lectura del periódico. Lo relacionado con la economía seguía acaparando su mayor atención, y era este detalle lo que denotaba su anterior profesión. Sin embargo, en ocasiones, la reiteración de tantas malas noticias, a sabiendas que ya no tendría que interpretarlas profesionalmente, le hacían sucumbir en un ligero sueño.

martes, 16 de agosto de 2011

Solo restan, 9 días hábiles

El mes de agosto se acaba. Lo siento por los que todavía le queden vacaciones, por los maestros, por todos los ciudadanos de Pijolandia que pululan desde hace unos días por Marbella (ciudad en la que resido) y que no me dejan pasear tranquilo, cenar en ningún sitio de los de costumbre sin tener que esperar cola, hasta para tomarme un helado. Lo siento, por todos vosotros-ustedes incluso por los que, desgraciadamente, no han podido tomarse unos días de vacaciones –siempre bien merecidas aunque se esté en paro- pero, nadie va a cambiar que, más o menos, queden 9 días hábiles para finiquitar este mes de agosto.

sábado, 23 de julio de 2011

Los ojos no sirven de nada a un cerebro ciego.

No quiso abrir sus ojos, simulando seguir encerrada en la carcasa del sueño que acababa de terminar. Aún cuando lo recordaba como placentero, un escalofrío recorrió todo su cuerpo que se desparramaba desnudo sobre la cama. Con la punta de uno de sus pies logró alcanzar la arrugada sábana desplazada en el punto más lejano de la cabecera del catre. Fueron suficientes unos suaves tirones, en los que el dedo gordo cumplió perfectamente con su misión, para que Alicia pudiese acariciar con los dedos de su mano la ligera prenda. Encogido todo su cuerpo en estado fetal, poco tiempo pasó para sentir en su piel los primeros síntomas de placer. El escalofrío se diluía y, al escuchar el sonido de la puerta cuando se cerraba, decidió que sus ojos continuarían en la misma posición.

jueves, 12 de mayo de 2011

Una mudanza transitoria

Debía de haberlo hecho ya hace bastante tiempo; la culpa, como siempre, es solo mía. Es evidente que tengo un poco abandonado este blog. Esta querida ventana no abre sus puertas tan a menudo como yo quisiera quizás, vete tú a saber, porque mi mente está en otras cosas.

Ya sabéis, y el que no lo supiera ya se lo recuerdo yo ahora, que este ciudadano tiene otro blog abierto, de viajes para ser más específico. Su título: Parada y Fonda de un viajero. Es allí donde me he estoy volcando más en participar. Poco a poco estoy llenando de contenidos esta ilusionante aventura.

Se trata de contar viajes, destinos, restaurantes, hoteles, experiencias y, además aportar información útil. Se han creado nuevas pestañas para que el blog sea, además de atractivo, intuitivo y fácil de dominar. Es así que se reparte en los siguientes apartados: Ciudades, Países, Hoteles, Restaurantes, Guías de Viajes (podréis encontrar información práctica de más de 100 ciudades); Info-últil y una nueva pestaña dedicada exclusivamente a los Cruceros.

Os invito a todos a echarle un vistazo y a participar en el mismo. Podéis enviarme vuestras colaboraciones/crónicas de viaje o, simplemente, contarme cada uno desde vuestro punto de vista cómo es vuestra ciudad. Imaginaros que alguien os visita y tenéis que enseñarle vuestra ciudad. Ahhh, por cierto, haceros seguidores del blog y, si lo créeis conveniente recomendarlo a vuestros amigos. Prometo repartir los beneficios aunque el blog no tiene ninguna publicidad, así que ya quedáis advertidos por si el cheque que os llega es muy pequeñito.

Esta es la razón principal por la que, de momento, esta ventana tendrá sus puertas semicerradas. Pero, por favor, no olvidarme.

Un beso enorme para mis ciudadanas y un abrazo para los ciudadanos. Gracias. Recordad: Parada y Fonda de un viajero.

sábado, 26 de marzo de 2011

Atraco, sin mano armada

Artículo publicado en el diario Marbella Express hoy, 26 de marzo de 2011

Por José Manuel Beltrán


De todos ya es sabido, y desgraciadamente de un tiempo a esta parte cada vez más, las penurias que están padeciendo muchas familias españolas consecuencia de la denominada “crisis económica”. Hago constar que cuando hablo de familias, por mucho que les pueda doler a algunos, englobo a todas; es decir, también a las constituidas por personas del mismo sexo. La crisis no está respetando a nadie, ni siquiera a los que disponen de cualificación, preparación, experiencia, espíritu aventurero comercial y menos, por supuesto, a los trabajadores por cuenta ajena que son la mayoría. Es así como la Seguridad Social ve reducida su recaudación ante la ingente baja en sus registros de autónomos y trabajadores con cifras cada vez más alarmantes y que pueden hacer peligrar el sistema. No debemos olvidar que una persona dada de baja no representa tan solo una menor recaudación, dado que ese mismo hecho conlleva un mayor gasto al tener que satisfacer la cuota de su desempleo. De esta forma a los gestores les resulta muy difícil poder cuadrar las cuentas y ese es el motivo por el que retoman, con mayor esfuerzo si cabe, la labor inspectora para levantar bolsas de fraude.

miércoles, 16 de marzo de 2011

Abdulah (Re-edición). Homenaje

por José Manuel Beltrán

Publiqué este mismo artículo, allá por mayo de 2.010. Su desarrollo está contemplado como un relato breve en el que, como en todos los también escritos y rubricados por mí, intento reflexionar sobre cuestiones, más o menos habituales.
Desde hace seis días, todos los medios de comunicación nos vienen impactando con imágenes y noticias sobre la terrible desgracia ocurrida en Japón. Es así como, el debate sobre la energía nuclear traspasa la línea de lo científico, de lo político para adentrarse en la seguridad de nuestro planeta; para reflexionar sobre si nuestra existencia tendrá fecha de caducidad.
Os dejo con lo escrito en mayo. Todo lo demás, ciudadanos, queda a vuestro buen juicio.

Abdulah.
Mirando hacia la colina, las nubes despuntaban con su color grisáceo una incesante descarga de todo tipo de elementos, bien fuesen líquidos, sólidos o eléctricos. Los animales, presagiando el devenir, habían desaparecido; sin embargo, en la lejanía, todavía se podían ver a los que, por sus incapacidades físicas o por su enfermedad, su movilidad era más torpe. Abdulah, en función de su cargo dentro de la tribu, ordenó que todo el mundo recogiese los enseres más imprescindibles. No tardaron mucho en hacerlo pues los mismos eran de escasa cuantía; y es así que todo el poblado inició su camino por la misma sendera que los animales habían utilizado.

Quien hubiese ordenado que los cielos se portasen de tal forma no reparó en la magnitud de la catástrofe. No hubo ningún tipo de clemencia para nadie. Los cadáveres se acumulaban en el remanso de las aguas y fueron, muchos más, los que yacían envueltos en lodo y barro. La inmensa sabana se había convertido en un océano gigante de olor putrefacto. Al cabo de varias semanas Abdulah, a duras penas, bajó de la colina mostrando interés por un destello procedente de un árbol que, milagrosamente, se mantenía erecto. Le costó mucho esfuerzo llegar pues, como consecuencia del lodo, el peso que soportaban sus piernas hacía muy lento su caminar. Cuando, por fin lo hizo, observó a un hombre blanco cuya cabeza estaba resguardada por un casco metálico de color amarillo. Su vestimenta, si bien muy sucia, era extraordinariamente peculiar y nada acorde al lugar. Un traje, sin costuras y de una sola pieza, que cubría hasta sus pies. Al lado y entre las ramas, como si la providencia quisiera dar respuesta a lo sucedido, pudo ver una enorme placa metálica que justificaban los destellos. En ella se podía leer: Nuclear Station of Kinsaha. Danger. No Entry.

jueves, 10 de marzo de 2011

Eurocaraduras

por José Manuel Beltrán

El Parlamento Europeo, en la presente legislatura (2009-2014) se compone de un total de 736 diputados, originales de los 27 países miembros de la U.E. De ellos, un total de 50 europarlamentarios son de procedencia española. El Parlamento Europeo tiene dos sedes principales: Bruselas y Estrasburgo. En esta última se celebran, durante una semana al mes, los plenos parlamentarios. A su vez, en Luxemburgo, se ubica la secretaria general y los servicios administrativos.

¿Qué cuánto gana un eurodiputado o europarlamentario?.

Os pido, por favor, que vuestro cabreo no lo paguéis contra mí. El salario base de estos sufridos trabajadores, una vez aplicados los impuestos comunitarios, se quedan en unos 6.200,72 euros mensuales (cierto es también, que esta cantidad puede estar sujeta a más gravámenes nacionales). El sueldo, ya de por sí, no está nada mal pero claro, viajar hasta allí (aunque sea por motivos de “trabajo”); la estancia y todo eso, estar alejado de la familia, etc.. suponen unos gastos extras. Nada, nada, no hay que preocuparse. Añadiremos a la anterior y nada despreciable cantidad los gastos generales, es decir los gastos de la oficina del eurodiputado, los del teléfono y ordenador, etc… y para eso pues te pagamos 4.299 euros más cada mes. Refresco la memoria: Ya llevamos 10.499,72 euros.

miércoles, 9 de marzo de 2011

Viaje y lista de bodas a la carta

Por José Manuel Beltrán

Me lo estoy pensando “muy mucho”; mejor dicho, me lo estoy pensando, pero que muy poco. Después de recibir una invitación de boda –a la que no podremos asistir, por eso de la distancia y otras causas- y leer la original reseña informativa del enlace ( ya se sabe: la familia tal y la tal, tienen el placer de invitarte al enlace de sus hijos, Pepito y Pepita, que se celebrará en…. “ya no es en iglesias o parroquias, ahora son colegiatas, catedrales o similares”; para después –sigue la misiva- desplazarnos a yo que sé cuántos kilómetros… “porque ahora está de moda celebrarlo en fincas, parajes naturales o cortijos” y terminar –cómo no- solicitando confirmación de asistencia; después de todo esto decía, se adjunta otro pergamino dónde se adjunta la información práctica.

Yo, por práctica, entendía que me preguntarían (al igual que se hace en las comidas/cenas de navidad con los compañeros de la oficina) si de segundo quería carne o pescado; pero mira que no es así. La información práctica se refiere a cómo llegar a la iglesia-parroquia-colegiata-catedral-o-similar (con su planito correspondiente, que solo faltaba el Google Maps); se complementa con más información de cómo llegar al sitio de “la mojama”, o sea de dónde se celebra con manjares el afortunado –de momento- enlace. Es lógico el planito, éste un poco más incompleto que el anterior, pues no tenemos tantas calles, esquinas, estaciones de metro, etc.., porque como ya he dicho se celebra en las afueras, si por afueras podríamos denominar al kilómetro 19,900 de la M60… (un poco más, y tengo que coger el AVE; menos mal que ahora Renfe ha abaratado los billetes para cercanías y corta distancia).

lunes, 28 de febrero de 2011

Cociente intelectual de 110


Por José Manuel Beltrán

Que ocupamos una de las últimas plazas del ranking europeo en lo referido a los conocimientos de nuestros alumnos de primaria y secundaria es un hecho tan manido que, desgraciadamente,  no seguimos dándole la importancia que realmente tiene. En cualquier caso, si se la damos, no nos esforzamos en aplicar medidas que puedan paliar esa difícil situación. Siempre se ha dicho –y por supuesto que con toda razón, pues biológicamente no puede ser de otra forma- que los jóvenes de hoy son nuestro futuro. Es por eso que invertir en ellos es invertir en el desarrollo de nuestro país excepto si cabe –y permítaseme la ironía- en lo relacionado con la política. Por todos es comprobable que el político, una vez aferrado al sillón, es muy difícil que sea removido del mismo (ni siquiera con el inicio de procesos judiciales en su contra) y el joven sino hastiado, terminará maduro y después veterano, sin haber podido desarrollar ninguna de sus impetuosas ilusiones y ya inmerso en ese “lobby” que se auto-gestiona solo. Resultado: no es necesario invertir en este apartado.

viernes, 28 de enero de 2011

Las palabras nunca matan, las balas puede que sí.

¿Por qué le tenemos tanto miedo a la libertad de expresión?

Artículo publicado en el diario Marbella Express el viernes, 28 de enero de 2.011

Por José Manuel Beltrán

“Las palabras nunca matan. Las balas, puede que si”. Lo correcto ahora sería escribir el nombre del eminente autor de la frase –no cabe duda que, si así lo hiciese, el texto quedaría más intelectual- pero no va a ser el caso. Y no lo va a ser porque –razón fundamental- su autor no ha adquirido ningún grado de eminencia y, a buen seguro, nunca lo adquirirá: el autor de la frase es quien suscribe. Dejando al lado este pequeño e insustancial preámbulo, sigo creyendo firmemente que las palabras –fueren las que fueren- nunca matan.

En Inglaterra, uno de los países con mayor tradición en lo referido a la libertad de expresión, se hacía chiste para quien quisiera criticar a su más alta dignataria: la reina. Podía hacerlo siempre que no pisase el suelo (considerado propiedad del Reino). Es así que, para evitar pisar ese suelo regio, era habitual subirse a una pequeña banqueta –en pleno centro de Hyde Park- y de esta forma poder lanzar libremente todo tipo de proclamas. Nunca a nadie se le ocurrió recurrir a la protesta, ante la Cámara de los Comunes, por parecerle de mejor o peor gusto lo manifestado por el agitador de ideas u opiniones. La BBC, prestigioso ente audiovisual del mismo país, gracias a su independencia y financiación no partidista, resulta ser creíble porque sus profesionales ejercen su libertad de expresión sin el acoso partidista, bien sea de los “torys”, liberales,   laboristas o cualquier otro grupo de presión.

martes, 18 de enero de 2011

Perder el tiempo, sin hacer nada

Por José Manuel Beltrán

Aunque parezca que es una cosa fácil, realmente no lo es. Me refiero, tal y como el título indica, a esa circunstancia o forma de sentirse cuando uno no ha aprovechado bien el tiempo que dispone. Así que, si alguien te distrae o te incomoda con otra cuestión, poco después te quejarás de no haber podido hacer tal o cual cosa porque alguien te hizo perder el tiempo.

Dicen que con la edad, me refiero a la ya avanzada o la apropiada del ya jubilado –que por cierto, todavía no es la mía pero que desearía que llegase ya- el tiempo tiene menos importancia. Se supone –mal supuesto, creo yo- que el jubilado ya no tiene nada que hacer. Pienso que sí tiene por hacer muchas cosas, tantas con él quiera, claro. Otra cuestión es si tiene la obligación imperativa de hacerlas, muy diferente a la de los demás ya por el simple hecho de tener que ir a trabajar (por cierto que nadie se moleste si, desgraciadamente, este no es su caso).

Pero el tiempo, o mejor la pérdida de tiempo sin hacer nada, es más difícil de conseguir. Recuerdo –ante lo que ahora creo que era un proceder un poco cruel- como castigaba a mis hijos (entre la pubertad y la adolescencia) cuando creía que era menester. El castigo último –al que no quería llegar y teóricamente ellos tampoco- era castigarles a no hacer nada. Sí, así de simple: no hacer NADA. ¿Os imagináis? Sentado en una silla, sofá, etc… (nunca recostados o acostados en la cama) sin poder leer, escuchar música, ver la televisión, jugar con nada, ni siquiera hablar. No me valían excusas, salvo y por una sola vez, la de ir al cuarto de baño. Por lo demás se trataba de eso: de no hacer NADA.

Las caras de aburrimiento, desesperación e incomodidad aparecían al muy poco tiempo. Es muy difícil no hacer NADA, aunque en este caso –en mi opinión- eso no suponía para ellos una pérdida de tiempo. Al contrario, era un tiempo bien empleado. Era, su castigo.

Sin embargo puedes también no hacer nada, sin estar perdiendo el tiempo. No me refiero a cuando duermes ¡no, eso no vale!. Me refiero a la cantidad de veces, bien sea de mayor o pequeño, que te habrás sumido casi embobado viendo las llamas de una chimenea; o viendo a los peces en la pecera; o viendo un hormiguero en el campo; o, y para esto si que hay muchos artistas, viendo como se va desarrollando la obra que están haciendo al lado de tu casa. Hay muchos más ejemplos, claro que sí, para perder el tiempo y no hacer nada aunque siempre me ha maravillado como esas personas se apostan sobre una barandilla viendo, día tras día, como evoluciona una obra. Así da gusto perder el tiempo, sin hacer nada.

Salud, ciudadanos.
P.D.- Por cierto, se pueden pasar ustedes también por el blog de viajes: Parada y Fonda de un viajero para dejar sus comentarios y hacerse fanáticos seguidores del mismo bien vía Facebook o de seguidor. Eso sí que no es una pérdida de tiempo.